AUGC Madrid logra que un guardia civil sea indemnizado por no haber disfrutado de sus días de permiso por fallecimiento de familiar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone


La Secretaría Jurídica de AUGC Madrid, a través de su servicio de asesoría a los asociados, ha ganado una sentencia más, en este caso relacionada con el derecho de un guardia civil a disfrutar días de permiso por el fallecimiento de un familiar.

La Sentencia 13/2017, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº33 de Madrid, reconoció el derecho de un guardia civil a hacer uso de un permiso de cuatro días por el fallecimiento de un familiar, indemnizándole con el valor de tres días de servicio por los tres días de permisos dejados de disfrutar. Así, año y medio después del fallecimiento del familiar, el guardia civil pudo finalmente verse compensado por la decisión arbitraria de la Administración.


El procedimiento se inició tras la negativa del mando a conceder más de un día y medio de permiso, dado que se había producido el sepelio a la mitad del segundo día y considerando que no hacían falta más días de permiso. Por supuesto, dicha circunstancia en ningún caso fue comunicada por escrito.

El Comandante de Puesto se limitó a comunicar verbalmente la concesión de los dos días de permiso. Esta conducta de comunicación verbal es una práctica habitual en relación con los permisos, especialmente cuando son denegados. Evita al mando dar una justificación sobre los motivos para denegar el permiso y solo si hay un recurso debe procederse a emitir su justificación, no ante el guardia civil, sino ante el superior que debe contestar el recurso.
Junto con esta viciada práctica, se realiza una interpretación de la norma cuyo único objeto es limitar los derechos de los guardias civiles, especialmente con los permisos, no solo el de fallecimiento, sino con cualquier otro. Así, a los permisos urgentes por enfermedad grave le corresponden de 2 a 5 días en función del grado de parentesco. Pero la Guardia Civil tiene la costumbre, como en el caso que nos ocupa, de añadir la preposición “hasta” delante del número de días, de tal manera que procede a limitar el número de días en función de su arbitraria valoración de los hechos. Sin ser médico, es habitual que los comandantes de puesto establezcan una relación entre el alta hospitalaria y el alta médica, suponiendo que la primera implica la terminación del permiso, pese a que el familiar puede seguir convaleciente en su domicilio.

Volviendo a la sentencia, la petición que se hizo en la demanda no fue la de conceder los días de permiso que habían sido denegados, pues no tiene ningún sentido. Una vez trascurridos dos años desde el fallecimiento, de nada sirve la devolución de esos días; solo mediante la indemnización puede paliarse el daño causado por la Administración. El criterio utilizado por Su Señoría, obligar a la Administración a abonar el valor de cada día dejado de disfrutar, nos parece absolutamente correcto. Ahora bien, no parece correcto, ni puede ser admitido, que la única consecuencia sea la pérdida económica para la Administración, y en consecuencia, para los ciudadanos. La decisión arbitraria de dos mandos queda sin responsabilidad, y probablemente ni siquiera llega a su conocimiento, pudiendo seguir perpetrando resoluciones arbitrarias como la aquí tratada. Dicha conducta, a nuestro parecer, afecta a la imagen de la Guarda Civil, limita arbitrariamente el derecho de un ciudadano y afecta al ámbito personal de un guardia civil gravemente. ¿Cómo es posible que dicha conducta no sea sancionada?
Por último, la Administración no ha abonado las cantidades a las que fue condenada, pese a tener un plazo de tres meses para llevar a cabo el cumplimiento de la sentencia, obligándonos a interponer una demanda de ejecución, lo que supone más gastos para la Administración.

Sentencia sobre el derecho a disfrutar de los permisos por fallecimiento de familiar

 

This Post Has Been Viewed 57 Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *